Ser feminista y ser marika

El texto a continuación es tomado (sin permiso) del muro de Yecid Calderón en Facebook, Copio y pego porque creo que yo no hubiera podido expresar mejor esta postura con la que coincido. Creo que es una asunto que es importante pensar y trabajar mucho.
Muchas gracias, Pinina

Yo no soy feminista o adscribo a los feminismos porque quiera obedecer a una moda de defender mujeres o congraciar con ellas por una cuestión meramente de género. Soy un investigadora marika consciente que la opresión de género tiene implicaciones sobre mi cuerpo marika, sobre mi sujeto marika y pone en tela de juicio (como sucede con las mujeres, los pobres o los negros) mis capacidades, mi moralidad, mi condición humana. De la misoginia derivan cosas como la homofobia&lesbofobia, la transfobia, la afeminofobia. Sumado a ello, estudio feminismos porque tales estudios reconocen, dentro de la opresión de género, una situación relacionada con la clase y con la raza, cosas que también me afectan. De ahí a querer apropiarme de la lucha que les corresponde a las mujeres o de subestimarlas como los demás machos para considerar que he de defenderlas, eso es otra cosa. Por supuesto con algunas mujeres sororizamos y marikosolidarizamos por convergencia puesto que nuestro opresor es común. Pero yo defiendo mi propia lucha marika, mi trabajo de deconstrucción, análogo al de las mujeres, los pobres, los negros, los ninguniados. Quiero indicar que esta lucha es marika, será marika, unida a las demás marikas que sean conscientes de su corazón marika, de su sangre marika, de su pensamiento marika, para enarbolarlo y defenderlo contra quienes nos pisotean por marikas; enrostrar esta realidad marika, de cara al ostracismo marika que permite al homicidio marika (al marikicidio), al suicidio marika, al matoneo a la marika, al capitalismo gay contra la marika —que roba el amor a los niños y jóvenes marikas, para feriarlos en la frívola industria rosa de los estereotipos complacientes con el heteropatriarcado—, pasear rampantes frente a sus ojos indolentes, sin decir o hacer nada.

Yecid Calderón (Pinina Flandes) en Facebook

Haz caso

[Tomado de Facebook]

Haz caso a las plantas, que siempre buscan la luz.
Haz caso a las nubes,
y descarga tus lágrimas y furia
cuando sientas que no puedes más.
Flota, elévate por encima de lo mediocre y lo feo.
Haz caso a los gatos, a los perros, a los pájaros
y hasta a las culebras, que se guían por puro instinto.
Toma ejemplo de la tierra,
que nos agasaja con sus frutos,
y ofrece siempre lo mejor de ti.
Adormécete de vez en cuando donde no debas,
¡sueña!,
pero con los pies manchados de barro.
Haz caso a tu madre.
Haz caso de los niños, de los libros, de los ríos y los manantiales, de las rosas, de las flores más diminutas y humildes, de las películas en blanco y negro, de los árboles centenarios y de los brotes tiernos, del sol que te abraza en verano y el viento que te acuna en invierno, del vecino que saluda, del amor que resiste al aguacero y la pena…

O bien ignora esta nota y no hagas caso de nada,
mucho menos de mí —que no me conoces —
Pero luego no me vengas
con que no te lo dije.

🌹

Ana Elena Pena

(Vía Alanís Bello)

El problema del sistema educativo para las personas trans

A diferencia de otros países en donde se han adelantado investigaciones que evidencian la situación de la población trans frente al sistema educativo, en Colombia no existe aún estudios sobre la transfobia en estos ámbitos, tan solo se cuenta con algunas denuncias de discriminación y procesos jurídicos frente a las mismas. Al respecto, cabe aclarar que tampoco se tienen datos precisos que demuestren la magnitud del problema y las consecuencias a las que esto conlleva.

(más…)

Muero

Descendió desde el cuello por la espalda, fue horrible, mis manos y mis pies quedaron helados, mi cara arde. Voy a morir pronto. A veces, me aterra la idea de morir. Otras veces pienso que puedo morir tranquilo, hice lo que quise hacer en esta vida. Crie dos hijos maravillosos, que ya son dos adultos autónomos y, pueden necesitarme, pero pueden vivir sin mí. Logré lo que me propuse en otros ámbitos, aunque el ojo de otro pueda señalar que nunca “alcancé el éxito”.

(más…)

María Luisa Fuentes. Sexo: F

El próximo 23 de noviembre se estrena el documental de Rubén Mendoza que cuenta la historia de una mujer trans que nació y vive en Boavita, Boyacá. Le pedimos a una mujer como ella que escribiera desde su perspectiva sobre la película.

(más…)

Amigo

Lloró amargamente, lloró el jueves 6 de octubre de 1988. Lloró porque había perdido su sentido en la vida. Lloró porque el “no” había ganado el referéndum convocado por Pinochet.

(más…)

Mi vecino

La castidad no tiene, a mi modo de ver, mérito alguno. Yo no la practico, simplemente me sucede, con criminal frecuencia. He llegado a pasar años sin sexo. Ahora mismo llevo un verano de ¿cuánto será? ¿seis meses? No. Mucho más. ¿Cuándo sería la última vez? Debió ser la rubia aquella que me alojó en Madrid, completamente loca y como diez años mayor que yo. Eso fue hace… ¡mierda! como año y medio.

(más…)

Si yo fuera

Desde el pasado 24 de junio, la Alcaldía Mayor de Bogotá adelanta un taller de escritura en el que 20 personas de los sectores sociales LGBTI comienzan el camino de recabar en su memoria para dar cuenta de su realidad. Durante 15 sesiones de formación, Fernanda Trías, Álvaro Robledo y Juan David Correa guiarán a las personas asistentes. Aquí el primer texto de dicha experiencia. La autora es Silvia Forero, una mujer trans.

(más…)