Doce reflexiones sobre la visita del bus del odio

Un bus pintado de naranja y con unos letreros que hacen un llamamiento a la discriminación de niños y niñas que siente que su sexo y su género no coinciden llegó ayer, sábado 20 de mayo, a la Plaza de Bolívar. Estas son algunas reflexiones que me surgen de prácticamente tres días de pensar en esta situación, claro son más preguntas que respuestas.

(más…)

Gilda Wabbit (a la izquierda) subió a un tren en Nueva York el 19 de febrero y se sentó en un puesto que encontró vació. A otro pasajero, inmigrante de Guinea, le llamó la atención cómo se veía con su compañera de puesto y pensó que la situación era simbólica y les tomó una foto y la publicó en instagram diciendo que así se veía la libertad y la convivencia. La foto empezó a hacerse viral y un medio de derecha lo publica como la prueba de que “Este es el futuro que los liberales quieren” y ahí se armó el pedo. Los liberales empezaron a decir que sí, que ese es un futuro deseable, los conservadores a decir que es cosa horrenda…

Cómo siempre corren bytes y bytes de digo que te diré en todos los espacios de Internet. Pero más allá de las posturas políticas, la conclusión es sencilla, si un inmigrante guineano, una mujer que usa un niqab y una cantante drag de Kentucky pueden convivir, ¿por qué el resto de la humanidad no podría?

El artículo de Wired donde encontré la noticia

Seguir a Gilda en Instagram 

Ya seis meses de permiso

Hace seis meses por primera vez “me di permiso” de expresarme como mujer en el mundo, esta foto es de entonces. A lo largo de este medio año ese ejercicio me ha transformado la vida. He tenido muchos cambios cosméticos: dejé de usar barba (después de 30 años de mantenerla), bajé notoriamente de peso, tengo ahora depilado el cuerpo, largas las uñas…

(más…)

Callejera

Nunca había salido a la calle vestida de mujer, así que decidí intentarlo anoche. Era un buen momento, una noche no muy fría, un lunes festivo, poco tráfico, poca gente en la calle. Me preparé cuidadosamente, la ropa, discreta y cómoda, el maquillaje adecuado, los accesorios justos, el dinero el celular, todo… bueno casi.

(más…)